ADECENTAR LAS DENOMINACIONES DE ORIGEN

Estándar

Es que es urgente adecentar las Denominaciones de Origen para que dejen de intentar engañar al consumidor. Los consumidores suponen que las Denominaciones de Origen garantizan algo tradicional de su región o zona y eso creo que sucede con las de muchos productos, como los quesos, pero no con muchas de las Denominaciones de Origen de vino españolas.

El estar haciendo propaganda de las variedades extranjeras solo beneficia a los vinos extranjeros ya que si se dice al consumidor que estas son las buenas y, por otro lado, se entera de que España no es el sitio indicado para esas variedades, no tardará en comprar vino francés y Champagne. En el año 2010 la venta del Champagne aumentó un 24% en España.

Esto lo confirma un estudio hecho por Victor J. Martín Cerdaño de la Universidad Complutense de Madrid publicado en la revista DISTRIBUCIÓN Y CONSUMO de Noviembre 2010, donde se verifica que los jóvenes independientes y parejas jóvenes sin hijos son los que suelen decantarse por los vinos extranjeros.

Este mismo estudio indica que el consumo de vinos espumosos y Cavas es menor entre los jóvenes que entre los mayores de 65 años.

Estos datos dejan claro que si no se promocionan vinos originales hechos con variedades autóctonas aumentará el consumo de los vinos extranjeros y de Champagne.

Los vinos travestidos (los producidos en España pero están disfrazados de extranjeros) solo se venderán si son mucho más baratos que los originales.

Es evidente que lo lógico sería promocionar exclusivamente las variedades autóctonas y procurar recuperar variedades perdidas. Se perdieron cuando personas muy “modernas” las arrancaron para plantar las francesas. ¿Qué no darían los australianos por tener alguna variedad autóctona?

Creo que nos deberíamos fijar en los turistas y ver que prefieren visitar los museos que tienen obras de arte diferentes a las que hay en el sitio donde viven y edificios originales.

Los vinos obtenidos a partir de variedades foráneas podrían servir para producir “tinto de verano” y también se podrían producir “blancos de verano” bien como “vino de invierno” mezclandolos con Ron.

¿Por qué España no ha tenido un vino con una distribución y venta internacional como el Mateus Rosé, producido en un país mucho más pequeño, como es Portugal?

¿Por qué está tan lejos del consumo y exportación, en valor, de Francia e Italia?

¿Por qué no se ha tenido en cuenta lo que dicen los expertos nacionales y extranjeros?

¿Por qué se siguen utilizando variedades foráneas, cuando ha quedado claro que no han servido para colocar los vinos españoles en un nivel de venta, ni en España ni fuera, comparable en precio al de Francia ni al de volumen de Italia, si no todo lo contrario? Admito que sean útiles para producir vino destinado a la exportación a granel, para que sean embotellados en el país de destino como siendo suyo.

¿No sería preferible que las Denominaciones de Origen garantizasen la originalidad del vino en lugar de ser solo el sinónimo de “ZP” (Zona de Producción)?

¿Por que no se organiza un congreso para discutir estos temas, invitando no solo los que están de acuerdo en seguir sin hacer nada, para intentar que el vino español ocupe el lugar que debería ocupar, teniendo en cuenta que tiene variedades autóctonas capaces de producir magníficos vinos originales?

Me gustaría recibir respuestas a estas preguntas. Mi mail es: m.durancamaranch@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s