LAS VARIEDADES AUTOCTONAS

Estándar

Los australianos se han dado cuenta que su clima es más parecido al del Mediterráneo que al Continental, que es el de Francia, ya que les gusta más, por ejemplo, el sauvignon blanc de Nueva Zelanda, que tiene un clima más frio que el suyo. Ahora están plantando variedades mediterráneas como la Mataro, que es nuestro Monastrell y la Sumoll, que también es una variedad española que había sido olvidada y que solo recientemente se ha empezado a recuperar. Algunas veces he comentado que el día que llegue un vino australiano hecho con Mataro o Sumoll a España muchos les rendirán pleitesía, cuando se la han negado a los vinos hechos en España con esas variedades. Quizás se pensarán que son autóctonas de Australia ya que poco o nada han oído hablar de ellas.

Ahora Argentina está sacando partido de la variedad Malbec cuando no lo supo hacer Francia. Gracias a que han sido ellos los que la han dado a conocer, es pues prácticamente una variedad autóctona argentina, y es la que está dando un gran éxito a sus vinos hasta el punto de que su producción no es suficiente para la demanda, después de haber aumentado su exportación un 204% entre el 2004 y el 2009. También tiene éxito “su” Torrontés, que España no ha sabido aprovechar. Algo parecido está pasando con la Tanat de Uruguay, que también está plantando Torrontes. Lo mismo pasa con ´la Carmenere de Chile, y su importador en Gran Bretaña dijo a una revista británica: “Carmenere es muy importante para Chile, nosotros debemos apoyarnos en esto porque es un punto de diferencia”.

Igualmente tiene mucha importancia la Pinotage para Sudáfrica, que fue una invención en 1925 del profesor Abraham Isaac Perold de la Universidad Sudafricana Stellenbosch asociando el pinot noir con el cinsaut.

Ya en septiembre 1996 el director técnico y gerente de Viña Ijalba, bajo el título DEBEMOS POTENCIAR NUESTRAS VARIEDADES AUTÓCTONAS decía en VITIVINICULTURA: “En España existen más de mil variedades de uva distintas y, en muchas ocasiones, se dedica mas tiempo a investigar la adaptación de la foráneas que al reconocimiento de as propias. Estudiar las posibilidades de nuestras variedades autóctonas y no dejarse llevar por modas pasajeras, que muchas veces perjudican al sector, sería positivo para conseguir vinos mejores y con personalidad. En nuestro caso la cabernet sauvignon tiene poco que decir. Tenemos variedades tintas que son capaces de hacer grandes vinos y no se trata de hacer el mejor vino del mundo, si no de hacer un vino muy bueno y que sea lo suficientemente personal para diferenciarse del resto, y no hacer copias de vinos de otros países.”

En el IX Congreso Nacional de Enólogos Lorenzo Diaz, sociólogo y periodista, se mostró partidario de potenciar las variedades autóctonas de cada región, como elemento clave con el que ganar el futuro.

En la revista DINERO, bajo el título 25 AÑOS DE VINO EN ESPAÑA José Peñín dijo: “Que puede aportar España? Ante todo, la gran variedad de estilos y sabores de vino que le permiten sus privilegiadas condiciones climáticas y la gran cantidad de variedades de uvas autóctonas que posee, con la Tempranillo a la cabeza. La asignatura pendiente es la comercialización. Y no es momento para perder posiciones”.

En 3/4/1999 la revista VINICULTURA decía: “BUSCA DE SINGULARIDAD… hay que destacar el interés generalizado por elaborar vinos que se distingan de los demás. Esta concepción de individualizar, personalizar y singularizar los productos, resulta precisamente lo contrario de los planteamientos que hasta no hace muchos años dominaban el ámbito vinícolaesta intencionalidad mimética, con exclusivas pretensiones mercantiles, consiste en fotocopiar cepas o vinos finales sigue existiendo. Pero hoy ya no trata de hacer “riojas” , “champagnes” o “cognacs” si no de elaborar con cabernet souvignon, pinot noir o guewuztraminer o conseguir blancos con fermentación en barrica partiendo de la variedad chardonnay. De otra parte, toda esta fiebre reproductora, este mimetismo vinícola, esta moda, ya no tan moderna de cabernet, chardonnay, fermentaciones en barrica, maceraciones prolongadas, maderas a estrenar de todo tipo, suponen ganas de trabajar aún corriendo riesgos. Hoy la VID, el clima, y el suelo y los demás factores de personalidad vienen complementados en muy alto grado y gran importancia porcentual por el factor humano. Y toda esta busqueda de la SINGULARIDAD, en clara oposición al adocenamiento y a la uniformidad, es lo que hoy endía triunfa en los mercados”.

Mario Fregoni, presidente de los enólogos italianos escribió en la revista italiana CIVILTÄ DEL BERE en noviembre 2000: “Los europeos tienden a imitar los vinos varietales porque son fáciles de colocar en los mercados internacionales (lo eran) y su concepto es mucho más fácil de transmitir al consumidor. El resultado es que la producción vitícola europea se está adecuando, substituyendo los viñedos tradicionales y autóctonos por aquellos internacionales, con el peligro de ir hacia una futura homogeneización mundial de la producción vinícola. Pero incluso en los países del Nuevo Mundo se han dado cuenta del peligro de la homogeneización de las variedades internacionales y han buscado sus propias cepas. Solo con las Denominaciones de Origen nos podemos proteger de imitaciones y usurpaciones”.

En España las DO no nos protegen de imitaciones y usurpaciones.

El premiado sumiller César Cánovas dijo el 18 de Noviembre del 2000 en el “3 de vuit”: “Hay falta de estilo en los vinos catalanes, en concreto en los del Penedés, hay que encontrar la tipicidad y un estilo propio. Cuando pensamos en Rioja enseguida te viene en mente un estilo de vino y lo mismo pasa con la Toscana o la Borgoña. Es muy importante la cuestión de las variedades. Ahora el recurso más fácil es ir a buscar el rendimiento económico más rápido, los cabernets y compañía. Es importante crear una imagen del Penedés de verdad, mientras que ahora el Penedés puede ser un pinot noir, un cabernet, una Garnacha o el Ull de Llebre.

Jancis Robinson también escribió en “Alimentación y Bebidas” de 8 de marzo de 2004 como sigue: “Como coautora de la quinta edición (la más reciente) del clásico de la geografía vinícola “The World Atlas of Wine”, me ha llegado a asustar la evolución constante del mapa del vino español, tan distinto de las denominaciones claras y ordenadas de Francia, incluso más anárquico que el mapa de los vinos italianos…En la actualidad, el rico patrimonio español de variedades de uva se está volviendo a valorar. Uno de los numerosos resultados es el redescubrimiento de algunas variedades de uvas autóctonas que habían sido ignoradas en el pasado. La Callet y la Garró son ejemplos obvios, pero también he disfrutado de Marmajuelo, Moristel, Mencia, Prieto Picudo y muchas más. Nunca insistiré lo suficiente en que España conserve sus especialidades locales y no consienta que las internacionales como la chardonnay (para la que, de todas formas, las temperaturas son demasiado altas) la merlot y la cabernet.”

La revista VINUM de abril 2005 comenta que el Presidente del Consejo Regulador de Rioja, Victor Pascual Artacho, fue capaz de asumir decisiones empresariales claves, como defender la singularidad de la Tempranillo contra la incursión de variedades foráneas. ¿Por que los Presidentes de otros Consejos Reguladores no lo han hecho? La DO Rioja es la que más éxito tiene.

En 16/8/2006 el enólogo Manuel Ruíz Hernandez, en el periódico LA RIOJA escribió un artículo con el título “¿VARIEDADES FORÁNEAS?” y argumenta que no ve ninguna necesidad de utilizarlas para aportar aromas afrutados a los vinos ya que estos se generan cuando la acidez es fuerte en el mosto. Del orden de pH inferior a 3,2 y acidez total tártrica superior a siete y que si las autóctonas no tienen suficiente aroma afrutado es debido a una producción demasiado elevada.

Vanesa Viñolo, con el título LAS RARAS – EN BUSCA DE LA VARIEDADES CASI PERDIDAS dijo en VIVIR EL VINO: “Actualmente hay dos grandes corrientes en el mundo del vino. Por una parte , una corriente de homogeneización, encabezada por el Nuevo Mundo, que apuestas por vinos-tipo, las mismas variedades de uva, un perfil muy definido y que se adecua a un perfil casi “genérico”. (yo no diría que apuestan, si no que no tiene otro remedio que hacer vinos fotocopia, ya que no tienen variedades autóctonas). La otra corriente es la de la diferenciación. Búsqueda de la diferencia que puede venirle al vino por la uva escogida, por el terruño o bien por el clima. De estos tres factores, el único que puede ser escogido es la variedad. Los agricultores cuentan con un abanico estupendo de uvas cada cual con su tipicidad que les va a permitir un enriquecedor juego. Ser varietal para un vino conlleva tener unas características únicas e intransferibles, aromas y sabores que señalarán directamente a la casta utilizada. De ahí que recuperar uvas poco utilizadas siempre conlleve un enriquecimiento, un ampliar un abanico de sensaciones. Gracias a una viticultura selectiva y una enología respetuosa, se ha conseguido que estas variedades consideradas en su momento poco atractivas, de perfiles planos, con una personalidad insuficiente para seguir formando parte relevante de nuestros viñedos, sigan vivas y en buen estado de salud, demostrando que tienen mucho que decir. Por ejemplo: Airén, Godello, Merseguera y Hondarribi Zuri”

En La Vanguardia de 5 de septiembre 2008, el Sr. Francesc Reguant dijo: “Ofrecer un tipo de vino significa poner al alcance de los sentidos una textura, un color, un olor y un sabor determinado, obtenidos con unas variedades, un clima, un terreno, una tecnología y unos procesos concretos. Pero para una mayoría de las DO el producto que se ofrece es muy diverso y heterogéneo, hecho que puede ser interpretado como eclecticismo de oferta y llevar a la confusión al consumidor. Quizá no se ha sabido encontrar el nexo integrador de calidad, origen y diversidad. Se ha abandonado la diversidad en el mundo de las debilidades, cuando podría ser la principal de las virtudes. Hay que rehacer el camino. Ofrecer diversidad no ha de significar, como hasta ahora, dispersar imágenes, energías y recursos. Cuando los competidores salen al mercado con una imagen singular bien apoyado publicitariamente, no podemos presentarnos con un catálogo de imágenes y de etiquetas que no podrá ni querrá entender el consumidor de Nueva York y que, posiblemente, tal como está pasando, tampoco atraerá al mercado interior”.

A principios del año 2009 el Instituto Catalán de la Viña y el Vino estudiaba una estrategia para mejorar la promoción de los vinos catalanes, que no gozan de la preferencia de los consumidores ni de la propia Cataluña. Se destacó que las DO catalanas tienen “una tendencia contraria al mercado. El consumidor no se siente seguro con las DO catalanas” En el lado positivo se consideró “el gran potencial de las uvas autóctonas”. A pesar de parecía que veía claro el problema, pasado más de un año, el Instituto Catalán de la Viña y el Vino ha seguido promocionando las variedades foráneas, las DO catalanas no han dado ni un paso para acercarse a lo que pide el mercado, que es una garantía de tipicidad, y “la mayoría de los vinicultores catalanes siguen sin aprovechar el gran potencial de las uvas autóctonas”.

En cambio, Portugal ha creado la Asociación Portuguesa de la Diversidad en la Vid (APDV) que tiene por objeto movilizar la experiencia y los recursos para la conservación y mejora de las castas portuguesas y la difusión de la identidad de los vinos portugueses, según escribió Marc Barros en La Semana Vitivinícola de 21/11/2009

Algunos consumidores con insuficiente experiencia para crear su propia opinión, se dejaron entusiasmar por las variedades con nombres extranjeros, pero incluso estos han ido perdiendo el interés en esos vinos travestidos (disimulan como son en realidad) y han llegado a la conclusión que disfrutan más con un Albariño, un Verdejo, un Xarel.lo, un Picapoll, una Garnacha Blanca u otros vinos blancos españoles que con un chardonnay “español” que, por cierto, es una variedad derivada de la humilde gouais blanc, que fue desechada por su baja calidad, tal como consta en Decanter.com del 16 de diciembre del 2009. Lo mismo pasa con los vinos tintos.

Esto lo confirma el conocido propietario de la enoteca Vilaviniteca de Barcelona, Quim Vila, que dijo: “Volvemos a buscar la singularidad, lo autóctono, lo que nos diferencia. Los buenos conocedores del vino y los buenos restaurantes huyen ya de clasificar los vinos por la variedad de uva. Vuelven a buscar la personalidad.

Victor Rodriguez dijo en VINO & GASTRONONÏA que: “la conclusión general de los vinicultores de Ribera del Ebro pasa por una cierta decepción respecto del comportamiento de la variedad cabernet, hasta el punto que algunos han levantado o descabezado esa variedad substituyéndola por otras. Tampoco en Toro, última comarca de moda en el panorama de los tintos nacionales, piensan las bodegas en otra cosa que no sea la autóctona Tinta de Toro. Otro lugar donde abunda la cabernet sauvignon es el Penedés. Aquí el adalid y pionero fue Miguel Torres, quien curiosamente confesaba hace poco tiempo que si le tocase empezar hoy su carrera viticultora no se decantaría por esa variedad para hacer sus vinos de gala. Casi sin excepción, los cabernets españoles producen más grado y menos acidez que los bordaleses; ganan en potencia pero pierden finura.

Teniendo en cuenta lo que ha pasado a la DO Rueda queda bien claro que la diversidad y el uso de variedades francesas no aportan aumento de venta si no todo lo contrario. La de los vinos a base de VERDEJO les aumentó un 15,64% en el 2009 con relación al año anterior, mientras las de los vinos a base de sauvignon blanc les cayó un 25% y ahora los vinos Rueda y Rueda Verdejo les representa un 96% del total. Estoy seguro que si deciden suprimir el sauvignon la DO ganará prestigio y el consecuente aumento de venta que compensará de sobras ese 4%. Ellos prevén un aumento de ventas en el 2010 del 19% y es la DO con mayor presencia en hotelería con un 8,9% solo superada por Rioja, pero por delante de Ribera del Duero, La Mancha y Navarra.

E 3/9/2009 en “Decanter.com” publicaron el toque de atención que daba un veterano enólogo de Australia a sus colegas alertándolos de que la diversidad de los vinos de ese país no ha sido positiva ya que “la salada de frutas” de variedades confunde el consumidor. Me permito añadir que Australia ha tenido mucho éxito durante algunos años, produciendo imitaciones de vinos franceses pero con un toque moderno. Ya ha pasado la curiosidad y solo logran sobrevivir gracias a la exportación a granel a China. El precio de su chardonnay ha caído 25% en cinco años y no cubren el coste de producción

La cervecera Foster’s que había comprado importantes empresas vinícolas en Australia se las quiere vender y Pernod Ricard ya ha vendido la famosa Lindauer.

En 21/1/2010 Fernando Trias de Bes publicaba en La Vanguardia el artículo “LA AUTENTICIDAD MASIVA” donde decía: “Ante la saturación de variedades (de cereales, de yogures, de refrescos, de bebidas) ha surgido un movimiento contrario que buscael retorno a lo auténtico”. Aquí vemos que el productor no sabe lo que quiere el consumidor.

En la contra de La Vanguardía de 20/2/2010 Victor M. Amela entrevistó al catador de vinos Jordi Alcover que dijo: “EL MEJOR VINO SERÁ AQUEL QUE EXPRESE BIEN SU TERRITORIO.

La Vanguardia de 24/6/2010 publicaba un artículo con el título VINO Y EXCELENCIA donde se decía: “Un verdadero salto tecnológico y una apasionada apuesta empresarial han conseguido situar a los vinos catalanes al nivel de las zonas de producción más reconocidas. La tecnología enológica, sin embargo, ha homogeneizadolos vinos de calidad de todo el mundo y, ahora, muchos bodegueros buscan dotar a sus vinos de un plus de originalidad. A tal efecto están recuperando viejas viñas y variedadex antiguas (incluso ancestrales, anteriores a la plaga de la filoxera) buscando el bouquet distintivo, la nota singular. Gran ejemplo en estos tiempos de crisis: unir tradición y tecnología para ofrecer el producto original”

El 15/10/2010 la periodista Kati Krause escribió un artículo en el THE WALL STREET JOURNAL sobre el Priorat y entrevistó a Álvaro Palacios que dijo: “Cuando llegamos, algunas personas querían innovar, introducir nuevas variedades y cambiar el sistema de cultivo. Ellos se decepcionaron. Nosotros encontramos una tradición centenaria y las personas la seguían porque funcionaba”

Curiosamente, en la GUÏA PEÑÏN DE LOS VINOS DE ESPAÑA 2011el vino l’Ermita de la DO Priorar alcanzó los 97 puntos gracias a haber dejado de ponerle un poco de cabernet, que lo vulgarizaba, y hacerlo con GARNACHA al 100%. ¿Por qué está autorizada la variedad cabernet si los vinos del Priorat son mejores si no están afrancesados?

No recuerdo haber leído o escuchado a nadie que recomendase a los vinicultores españoles hacer vinos parecidos a los qu se hacen en todo el mundo, pero desgraciadamente esto es lo que muchos están haciendo con lo que están creando confusión a los consumidores, que se van alejando del vino. Los vinos de cada DO deberían ser semejantes entre si para crear una identidad, y diferentes de las otras DO. Ahora sucede que las DO no tienen identidad pues cubren vinos absolutamente distintos entre sí, mientras algunos de sus vinos, utilizando las mismas variedades francesas, son prácticamente iguales a los de otras DO … Perdonen mi insistencia, pero es algo que perjudica mucho la imagen del vino español y me parece conveniente insistir.

En 27/11/2010 Alfredo López explicó en La Semana Vitivinícola que la Unión Europea destina casi € 128 millones al arranque del viñedo Español, que representa casi el doble de lo que destina a la totalidad de los otros países. Esto demuestra que España está produciendo vinos que no interesan a nadie y que la única solución, debido al tiempo que se ha perdido, es arrancar la viña.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s