TIPICIDAD

Estándar

El editorial de LA ETIQUETA de Abril 1999, bajo el título “Excelentes vinos españoles: mala comercialización” comentaba que momentos antes de que se iniciara la degustación de los “Vinos españoles de alta expresión” durante Vinitaly99, el experto Hugh Johnson dijo: “La calidad de los vinos españoles va muy por delante de la capacidad comercial de las propias bodegas. Los cambios son muy profundos, la calidad y la tipicidad imperan por doquier en todos los rincones de España, la última década representa una señal inequívoca de que estos vinos pueden ser los astros de los próximos años, pero los consumidores no se enteran”. El editorial comenta: “Lo cierto es que, pese a no pocos éxitos individuales en tierras ajenas, pese a los esfuerzos de las oficinas de Vinos de España diseminadas en puntos clave de potenciales mercados interesantes, la calidad de los vinos españoles no se percibe de forma generalizada e incontestable. Los conocedores de las cualidades intrínsecas de los vinos de nueva generación muestran sin pudor su asombro ante la evolución cualitativa de nuestros vinos. Pero no existe todavía una imagen globalmente positiva. Todavía estamos, aparentemente, anclados en el falso slogan: Vinos españoles igual a buena relación calidad/precio. Esta mentalidad ya no tiene razón de ser, esta doctrina ya no es válida. Ya es hora que compitamos, en los mercados exteriores, con el único estandarte de la calidad y la tipicidad.”

Con este comentario de un experto internacional queda claro que lo que interesa es la tipicidad, unida evidentemente a la calidad. Nunca he visto a un experto recomendar la producción de vinos atípicos, iguales a los que producen todo el mundo, que son los que se están produciendo en España a gran escala.

El 11/10/2000 La Vanguardia anunciaba: “NACE UN LOBBY EUROPEO PARA GANAR LA BATALLA DEL MERCADO MUNDIAL DEL VINO donde se explicaba que la Federación Española del Vino (FEV) auspició una reunión de productores y elaboradores de Francia, Italia, Portugal y España con la intención de consolidar su posición en el mercado internacional en el momento en que emergen y consiguen cuotas de mercado los vinos de nuevas zonas vitivinícolas, como Sudáfrica, Australia o Sudamérica. y se propuso la creación de una mesa interprofesional en Bruselas concebida como un foro en que cooperativas, asociaciones agrarias y empresas elaboradoras trabajasen conjuntamente para defender, en un mercado mundializado, los vinos producidos en Europa ya que la falta de una estrategia común entre los principales países vinícolas de Europa no había permitido hacer frente, con alternativas, a la creciente competencia que existía en un mercado tan globalizado.

El entonces Presidente de la FEV, el Presidente del Grupo Freixenet, Josep Lluis Bonet, dijo: “El vino español de calidad es un producto ganador, lo que hace que poco puedan hacer otros vinos para arañarnos cuota de mercado pero es necesario buscar una estrategia conjunta a nivel europeo para ganar la batalla en el mundo”.

El entonces gerente del grupo Codorniu, Magí Raventos dijo: “Ha llegado el momento de dejar de mirarnos el ombligo y buscar alternativas para competir ante los vinos de las nuevas zonas productoras emergentes. Es necesario hacer llegar al consumidor que los vinos europeos se diferencian de los del resto del mundo porque son productos ligados a una tierra, una historia, una cultura, y una dieta, la mediterránea, de la que se cuentan solo excelencias”

Pues dudo que ese “lobby” esté funcionando. En primer lugar los vinos de los países emergentes no solo han arañado cuota de mercado a los vinos españoles si no que los han pisoteado mientras pasaban por encima de ellos, que es mucho peor. En los principales países consumidores algunos de los emergentes tienen una cuota de mercado mucho mayor que la española. En Estados Unidos, por ejemplo, Australia vendió por valor de $311 en el 2009 y España por solo $122. Por otro lado no se puede decir que los vinos españoles están todos ligados a su tierra, historia, cultura y dieta. Hay muchos que son tan apátridas como los de los países emergentes ya que también están hechos con variedades foráneas.

Curiosamente un año más tarde se repitió la misma tentativa, con la participación de más países. En el año 2001 se celebró en el recinto ferial de La Rioja, en Albeda, una Asamblea de Regiones Vinícolas Europeas y debatir sobre la Organización Común del Mercado del Vino y sobre la Organización Mundial del Comercio. En esta reunión participaron 65 representantes de 31 regiones de España, , Francia, Grecia, Alemania, Bulgaria, Italia, Portugal, Macedonia, Hungría, Austria, Luxemburgo y Rumanía. Se mostraron preocupados por los efectos negativos de la globalización y partidarios de defender las indicaciones geográficas para conseguir que sean respetadas en países terceros. Como conclusión de la asamblea se destacó que las regiones vitícolas europeas consideran que la única manera de salvaguardar sus productos es la defensa de la tipicidad de los mismos, de su identidad histórica y de su origen, todo ello dentro de un marco cultural peculiar.

Pues no se ha avanzado nada en estos diez años, incluso me atrevería a decir que se ha retrocedido ya que no son solo los países de fuera de Europa que no respetan las tipicidades y la identidad histórica de cada país. España, por ejemplo, no respeta la tipicidad del Champagne, ya que lo imita, bien como otros vinos franceses y alemanes.

En un artículo publicado por J. Forns en el “3 de vuit” de 2/6/2000 bajo el título DIVERSOS PONENTES DEL II FORO MUNDIAL DEL VINO DEFENDIERON EL USO DE VARIEDADES AUTÓCTONAS, describió la entrevista que me hizo, empezando por decir que yo me sumaba al debate iniciado por Agustí Torelló Mata contra la utilización de variedades foráneas en la producción de Cava. Cité lo que dijo Anthony Spawton, profesor de marketing de la Universidad de Australia, durante el citado Foro, celebrado en Logroño, que recomendó que las empresas europeas no sigan el mismo camino que los australianos para mirar de triunfar porque aquí las viñas son de dimensiones más reducidas que las de Australia y que, por consecuencia los costes son más elevados. Que aquí nos tenemos que aprovechar la diversidad de nuestras variedades y de la tipicidad. También dije que durante el Foro se comentó que el precio del chardonnay de Chile había caído un 30%. También cité que Carlos Delgado dijo que lo primero que tiene en cuenta cuando tiene que calificar un vino es ver si respecta la tipicidad de la zona donde se produce. Igualmente dije que varios periodistas extranjeros allí presentes mostraron su preocupación por la creciente cantidad de vinos españoles sin personalidad.

La Master of Wine Jancis Robinson normalmente escribe en publicaciones británicas, pero también lo ha hecho en SIBARITAS en Abril 2002 donde dijo: “España precios yo-yo. Rioja confusión. España está cogiendo bien las olas, pero demasiado a menudo a costa de salpicar sin necesidad. Se están elaborando algunos grandes vinos y no hace falta decir que todos ellos a altos precios (de hecho tienen una de las relaciones precio/calidad menos seguras), pero hay semejante mescolanza de estilos que es difícil proyectar una imagen única.

Reducir la diversidad (la MESCOLANZA DE ESTILOS, como dice esta experta) abandonando el uso de variedades foráneas, por lo menos para vinos con DO sería, pues, no solo positivo para cautivar a los jóvenes si no también a los mayores, ya que es evidente que estos están igualmente liados con tantos paladares distintos. Los vinos de variedades foráneas se podrían seguir exportando a granel o utilizarlos para producir los “tino de verano” y crear “vinos de invierno” mezclándolos con Ron.

Precisamente, con relación a la exportación de gráneles, consta en Correo del Vino de 24/11/2010, que España es la campeona mundial de la exportación a granel si se tiene en cuenta el volumen y no lo es en valor, lo que significa que somos los barateros. El precio medio del vino a granel francés es de € 1,02 el litro mientras que el de Italia es de € 0,49 y el de España € 0,35. Vendiendo el vino a granel a una tercera parte que el precio del de Francia y un 30% más barato que el de Italia, sorprende que España no exporte más. Es una demostración de la falta de prestigio del vino español debido al exceso de imitaciones.

En “LA GUÍA DE LOS VINOS DE CATALUÑA 2010” se dice: “Denominación de origen es el efecto combinado, sobre los productos naturales y autóctonos de una zona concreta y definida, de su suelo virgen, de su clima y de sus hábitos naturales de cultivo practicados por las comunidades establecidas allí durante siglos. Este efecto da lugar a un gusto característico de cada producto. La viticultura moderna no debía pasar por encima de la historia o la cultura de una comunidad, solo mejorar el vino que produce. La última de las adaptaciones del viñedo catalán se ha caracterizado por despreciar el patrimonio genético de la viña autóctona, al arrancarla para plantar variedades francesas. El mercado pide que se recupere el concepto de DO que, confundido interesadamente con el de “terroir”, se había olvidado de la viña autóctona.”

La edición del 2011, refuerza lo que decía en la de 2010. Sin duda es muy interesante para los consumidores leer esta Guía, en especial su introducción bajo el título de PANORÄMICA, pero en mi opinión lo es más para los vinicultores de Cataluña y de muchas otras regiones de España. A nadie le puede sorprender que los vinos catalanes se vendan poco a pesar de que son muy buenos, el exceso de imitaciones de vinos foráneos está creando confusión, perjudicando la imagen de los vinos catalanes y, por tanto, a los vinicultores que hacen vinos originales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s