El CAVA EN LA UVI

Estándar

Se han publicado noticias sobre el mal estado de salud del Cava. Este es debido a tener un reglamento ilegal.

El reglamento anterior especificaba que se podería pedir autorización para “modificaciones o innovaciones que aconseje el avance de la técnica enológica y no supongan un deterioro de la calidad y prestigio del Cava”. La modificación que se hizo en 1986 fue para autorizar que las imitaciones de Champagne hechas con variedades de uva no recomendadas para nuestras Regiones Térmicas pudiesen utilizar la Denominación Cava, lo que es evidente que no lo aconsejaba el avance de la técnica enológica y perjudicó el prestigio del Cava.

Inicialmente lo que hoy llamamos cava no pasaba de una imitación de Champagne y tenía muy poco éxito. En el 1900 tan solo se había alcanzado una venta de 200.000 botellas. Afortunadamente Manuel Raventós Domenech decidió utilizar solo variedades autóctonas, dándole personalidad própia, y esto permitió que se alcanzase un consumo interno de 82 millones de botellas en 1985 y la exportación habia pasado de nada hasta 1973 a 28 millones en 1985. Hacía falta no saber nada de marketing para modificar en 1986 el reglamento que tanto éxito habia permitido.

El resultado fue de que cuando se hizo evidente que el Cava había perdido su identidad, sus ventas empezaron a caer en el mercado interno y solo subieron en la exportación debido a que ese año entramos a formar parte del Mercado Común y se bajó su precio hasta pasar a ser el método tradicional más barato del mundo.

Afortunadamente se celebran elecciones en lo que debería ser su Consejo Regulador y es de esperar que se le devuelva la identidad y esto permita recuperar el prestigio.

Los italianos también producen imitaciones de Champagne, pero no permiten que estas utilicen las Denominaciones de Origen de sus espumosos típicos, como son el Asti, el Prosecco, etc., y el llamar a cada estilo de una manera diferente ha permitido el éxito de todos ellos. La prueba está en que Italia exporta más vinos espumosos que España y a precio más elevado.

Anuncios

RESPONSABILIDAD

Estándar

En el 4º capítulo explique que debido a haber colocado a Freixenet como líder de la exportación de vinos de España, el entonces President de la Generalitat de Catalunya pidió mi colaboración para organizar el departamento de promoción de productos catalanes en el extranjero, pero como la autorización del Gobierno de Madrid tardaba en llegar, no quise estar cobrando por algo que no podía hacer y presenté mi dimisión.

Viendo que hay políticos que parece que no saben cunplir su obligación y no dan explicaciones, creo conveniente añadir algo más.

Cuando presenté mi dimisión se me dijo que me podían nombrar Defensor del Consumidor. Me sentí muy alagado pero no acepté ese encargo porqué no me sentí capacitado para esa tarea. ¿Algunos políticos no habrán aceptado cargos para los que no están capacitados?

LAS D.O. CATALANAS

Estándar

Como no he recibido respuesta a cartas que dirigí al Conceller d’Agricultura ni a los mails que dirigí a las DO catalanas, deduzco que están de acuerdo con lo que he venido diciendo y no entiendo por qué aún no se han decidido a corregir los errores cometidos. Aceptar vinos afrancesados dentro de las DO catalanas no favorece los vinos afrancesados, ya que el consumidor no se traga, por ejemplo, que un vino producido con cabernet sea catalán y esto perjudica el prestigio de las DO, ya que el consumidor verifica que no cumple con su misión de garantizar un producto original con sabor local.

Si a un restaurador valenciano se le ocurriese proponer a sus clientes un “arroz a la milanesa” llamándole “arroz a la valenciana” esto crearía el rechazo de los clientes y de nada serviría que alegase que lo había hecho porque lo había cocinado en Valencia con arroz de la Comunidad Valenciana. ¡Los vinos “a la francesa” producidos aquí pueden poner una DO catalana en la etiqueta, lo que equivale a decir que es un vino “a la catalana”!

Dentro de poco se cumplirán cuatro años desde que el INCAVI reconoció que: “Las DO catalanas tienen una tendencia contra el mercado y el consumidor no se siente seguro”. Esto ha contribuido a que el consumo de vino en Cataluña haya caído a 13,1 litros por habitante/año mientras que el de Francia es de 57, en cambio, España consume 38 millones de botellas de Gin mientras que Francia solo 6,3!!!

Drinks Business dedicó un artículo a la DO Rueda y su Verdejo señalando: “Los vinos de la DO Rueda no deben competir con los de La Mancha o Penedés en precio…los vinos de Rueda son diferentes”. O sea, los vinos del Penedés son vistos como vinos baratos al igual que los de La Mancha y como vinos sin personalidad, no son DIFERENTES!!!

Esto ya lo dejaba claro un articulo de David Martinez del restaurante El Velero publicado en Mon Blau donde decia: “Els vins del Penedés ja els coneixem, o cabernet o chardonnay”. ¡Habría que añadir: o petit verdot, o viogner, o chenin, o gewürtztraminer, o riesling, o sauvignon blanc, o cabernet franc, o merlot, o pinot noir, o syrah o moscatel de Alejandría!!!

La mala imagen que se está dando con falsas DO, como es el caso de todas ls catalanas incluyendo la del Cava, está perjudicando los vinos originales. La revista Harpers de 22/9/2000 publicaba un debate sobre las DO donde decía: “Hay muchos productores produciendo vinos fieles al terruño o estilo, de alta calidad y precio razonable. Pero muchas veces su esfuerzo es devaluado por competidores vendiendo bajo la misma DO gracias a su reputación en el pasado o la reputación de los buenos productores. Las DO son como las marcas y deben proporcionar éxito, calidad y valor. Si no cumplen estas funciones han perdido su razón de ser. Si una marca las pierde el productor es penalizado. El problema con las DO es que no es solo el productor quien pierde, también los demás de la DO. Las DO funcionan cuando hay semejanza, cuando pruebas un vino y puedes identificar las caracteristicas del pueblo o viña correspondiente”.

Es urgente pues, por ejemplo, que la actual DO Penedés pase a llamarse ZP Penedés (Zona de Producción) para los vinos sin sabor local y que se crie la DO PENEDITS para los vinos originales. En el caso del Cava se prodría mantener la DO Cava para los originales y crear una DI (Denominación Imitaciones) para las imitaciones de Champagne y así se dejaría de engañar al consumidor. Si esto no se hace pronto sucederá que los productores de Cavas originales seguirán abandonando la DO Cava debido a su mala imagen (como dijo la revista DECANTER) y solo se quedarán los productores de imitaciones.

En la revista Drinks Business de Enero dicen que en Gran Bretaña la venta de vinos australianos hechos a base de cabernet, chardonnay y shiraz está bajando, por lo que están substituyendo esas variedades de las que ya hay en exceso por variedades italianas y españolas, como el Tempranillo, la Garnacha y el Sumoll.

¿POR QUÉ CAE EL CONSUMO DEL CAVA?

Estándar

Según publicó la revista británica Drinks Business en su edición de Septiembre, el consumo de vinos espumosos está aumentando en todo el mundo, en especial en Gran Bretaña, Estados Unidos, India y China, mientras baja en España.

Algunas personas, no se sabe si sabiendo que no es así o por estar mal informadas, han estado diciendo que esto es debido a la crisis económica, pero es suficiente fijarse un poco en lo que toman hombres y mujeres que van a bares y restaurantes para darse cuenta que esto no es verdad ya que se ven muchas copas de Gin-tonic, que son mucho más caras que una de Cava.

¡Agradecería que me escribieseis a mi mail m.duran@enolegs.cat diciendo porque pensais que esto sucede!

ADECENTAR LAS DENOMINACIONES DE ORIGEN

Estándar

Es que es urgente adecentar las Denominaciones de Origen para que dejen de intentar engañar al consumidor. Los consumidores suponen que las Denominaciones de Origen garantizan algo tradicional de su región o zona y eso creo que sucede con las de muchos productos, como los quesos, pero no con muchas de las Denominaciones de Origen de vino españolas.

El estar haciendo propaganda de las variedades extranjeras solo beneficia a los vinos extranjeros ya que si se dice al consumidor que estas son las buenas y, por otro lado, se entera de que España no es el sitio indicado para esas variedades, no tardará en comprar vino francés y Champagne. En el año 2010 la venta del Champagne aumentó un 24% en España.

Esto lo confirma un estudio hecho por Victor J. Martín Cerdaño de la Universidad Complutense de Madrid publicado en la revista DISTRIBUCIÓN Y CONSUMO de Noviembre 2010, donde se verifica que los jóvenes independientes y parejas jóvenes sin hijos son los que suelen decantarse por los vinos extranjeros.

Este mismo estudio indica que el consumo de vinos espumosos y Cavas es menor entre los jóvenes que entre los mayores de 65 años.

Estos datos dejan claro que si no se promocionan vinos originales hechos con variedades autóctonas aumentará el consumo de los vinos extranjeros y de Champagne.

Los vinos travestidos (los producidos en España pero están disfrazados de extranjeros) solo se venderán si son mucho más baratos que los originales.

Es evidente que lo lógico sería promocionar exclusivamente las variedades autóctonas y procurar recuperar variedades perdidas. Se perdieron cuando personas muy “modernas” las arrancaron para plantar las francesas. ¿Qué no darían los australianos por tener alguna variedad autóctona?

Creo que nos deberíamos fijar en los turistas y ver que prefieren visitar los museos que tienen obras de arte diferentes a las que hay en el sitio donde viven y edificios originales.

Los vinos obtenidos a partir de variedades foráneas podrían servir para producir “tinto de verano” y también se podrían producir “blancos de verano” bien como “vino de invierno” mezclandolos con Ron.

¿Por qué España no ha tenido un vino con una distribución y venta internacional como el Mateus Rosé, producido en un país mucho más pequeño, como es Portugal?

¿Por qué está tan lejos del consumo y exportación, en valor, de Francia e Italia?

¿Por qué no se ha tenido en cuenta lo que dicen los expertos nacionales y extranjeros?

¿Por qué se siguen utilizando variedades foráneas, cuando ha quedado claro que no han servido para colocar los vinos españoles en un nivel de venta, ni en España ni fuera, comparable en precio al de Francia ni al de volumen de Italia, si no todo lo contrario? Admito que sean útiles para producir vino destinado a la exportación a granel, para que sean embotellados en el país de destino como siendo suyo.

¿No sería preferible que las Denominaciones de Origen garantizasen la originalidad del vino en lugar de ser solo el sinónimo de “ZP” (Zona de Producción)?

¿Por que no se organiza un congreso para discutir estos temas, invitando no solo los que están de acuerdo en seguir sin hacer nada, para intentar que el vino español ocupe el lugar que debería ocupar, teniendo en cuenta que tiene variedades autóctonas capaces de producir magníficos vinos originales?

Me gustaría recibir respuestas a estas preguntas. Mi mail es: m.durancamaranch@gmail.com

EL PESO DE LA REPUTACIÓN

Estándar

En LA SEMANA VITIVINÍCOLA de 4/12/2010 se explica que en una encuesta de la consultora I DON’T LIKE IT, recogida por la publicación especializada HARPER’R WINE AND SPIRITS señala que el 78% de los bebedores habituales de vino basa la elección del vino que compra en las clasificaciones recibidas de los prescriptores de su país. Otro dato a tener en cuenta es que el 36% manifestó que aspectos como el respeto al medio ambiente del vino y de la empresa que lo produce también fue un factor en su decisión final. Como un país retrógrado no tiene buena reputación, nos comprará solo 22% de la población, los que no tienen en cuenta lo que dicen los prescriptores si no que buscan vinos baratos. Es fácil imaginar que algo parecido pasa en los demás países importadores.

Me gustaría saber si los vinicultores que procuran hacer vinos lo más parecidos posible a los franceses ignoran que desde hace muchos años esa idea ya la han tenido muchos vinicultores de todo el mundo y es difícil vender un “yo también”. Vender vinos con personalidad es más difícil de entrada pero te permite tener la esperanza de repetir el pedido sin necesidad de ir bajando el precio. No suelen verse anuncios ofertando productos diciendo que son iguales o parecidos a otros que ya están en el mercado. Normalmente los fabricantes de todos los productos se esfuerzan en demostrar que su producto es diferente. Un cocinero de Valencia no procurará convencerte que su paella se parece al arroz a la cubana o a la milanesa. Un pastelero de Mallorca no procurará convencerte que su ensaimada se parece a un Panettone italiano. ¿Pues por que los vinicultores españoles se esfuerzan en hacer vinos parecidos a los franceses?

Es evidente que el vino español no ha alcanzado, ni en el mercado interno ni en el extranjero, la posición que se merece, a pesar de que hay vinos originales de gran calidad a un precio más que razonable. Creo que ha sido perjudicial que la mayoría de las noticias sobre la evolución de las ventas en el mercado interno y la exportación se hayan venido publicando con mucho optimismo enfocando solo el lado positivo (volumen en lugar de valor, por ejemplo) y achacando todo lo negativo a la crisis económica. Esto da la impresión a los vinicultores de que no hace falta cambiar nada ya que no se puede vender más de lo que se está vendiendo. Algunas veces me da la sensación de que la mayoría de las personas piensan que solo yo veo la situación menos positiva y que solo yo critico el uso de variedades extranjeras en lugar de las autóctonas. El lector habrá visto que los expertos nacionales y extranjeros dicen cosas incluso más negativas que las que hace años vengo diciendo.

Diciendo a los vinicultores que lo están haciendo muy bien no se logrará que intenten mejorar, la critica puede ser más constructina.

Creo que demostré que se podía recuperar el tiempo perdido, colocando un vino normalmente utilizado tan solo en ocasiones especiales, como líder de todos los vinos españoles y líder de los vinos espumosos en todo el mundo. ¿Por que no se hace lo mismo con los vinos?

excelentepenetracion

 

SOLO POCOS ENTIENDEN QUE HAY QUE PRODUCIR VINOS ORIGINALES

Estándar

El Catedrático de viticultura de la Universidad de la Rioja, Fernando Rodriguez de Toda, ya en el 2005 propuso impulsar la diversidad genética de la viticultura, como fórmula para oponerse a la globalización de los vinos que, según dijo, tienden a hacerse con solo 2 o 3 variedades de uva. Ha estado recuperando varias pero parece que se tarda más en autorizar las recuperadas que las francesas.

Se están cultivando en la DO Pla de Bages la variedad MANDÓ y la PICAPOLL NEGRA, que dejaron de cultivarse debido a la filoxera y que ahora vienen a reencontrarse con el SUMOLL y el PICAPOLL, según explicó Jesús Ávila en La Semana Vitivinícola

Varios bodegueros mallorquines están esperando que se apruebe el uso de las variedades GORGOLLASSA y GIRÓ BLANC, según escribió Laura Vivas en La Semana Vitivinícola de 20/6/2009

Las exportaciones de la DOP Rias Baixas se han multiplicado por cuatro en la última década, según información de “Vinos de España” y esto debería llevar a pensar a los vinicultores que todavía utilizan variedades francesas que está perdiendo el tiempo.

Si todos lo vinicultores españoles utilizasen exclusivamente las variedades autóctonas y se hiciese publicidad de estas, estoy seguro que crecería la curiosidad por probarlas y muchos consumidores les darían la prioridad, tal como ya están haciendo con el Tempranillo y empiezan a hacer con la Garnacha, el Viura y el Albariño. Rioja logró aumentar su exportación un 26% durante el primer semestre del 2010 gracias a su Tempranillo. Sus exportaciones mundiales durante el 2009 fueron de 72,4 millones de litros.

Es evidente que las imitaciones no están al mismo nivel que el vino original con sabor a su origen. Que muchas DO españolas lo ignores o finjan ignorarlo perjudica mucho la imagen de a vinicultura española.

Ya hemos visto que a los expertos nacionales no les parece conveniente la profusión de vinos “españoles” sin personalidad propia, debido a utilizar variedades foráneas impropias para nuestras Regiones Térmicas y a los extranjeros aún menos, llegando a burlarse de que aún se utilicen variedades , en periódicos de gran difusión como el THE TIMES. Nos ven bastante retrógrados, “celebrando” aún espectáculos como el de martirizar y matar toros en público. La lucha de gladiadores también era una tradición en Italia y ya hace muchos años que la prohibieron. Es conveniente mantener las buenas tradiciones pero no las malas.

arcaicos264